Cuidá, exfoliá y prepará tu piel

Por Agustina Delgadillo y Agustina Ceci

En estos tiempos de distanciamiento social y cuarentena, muchas personas, usan su tiempo en el que se quedan en casa para tomar distintos pasatiempos como lo son el de leer, cocinar, entrenar. Entre estos, uno que se está convirtiendo muy popular es el del SkinCare o cuidado de la piel, y para esto, las mascarillas caseras se pusieron muy en tendencia. Aquí te vamos a mostrar algunos ingredientes naturales que ayudan mucho al cutis gracias a sus diferentes beneficios.

Antes, te contamos que el cutis es la piel que cubre el cuerpo, principalmente la del rostro. En esta zona la piel es más delgada y delicada, esto se debe a la exposición diaria ante los diferentes agentes externos que pueden dañarla, como los cambios de temperatura o la contaminación, por eso es importante mantener un cuidado tanto diario como semanal. ¿Cómo? Aquí te lo vamos a contar.

No está de mas aclarar que estos tips tienen que ser usados con mucho cuidado y teniendo en cuenta las características técnicas sobre la piel que luego vamos a dar a entender más abajo. Ya que esta es uno de los órganos más frágiles de nuestro cuerpo y tiene que ser cuidado con meticulosidad y conocimientos. 

ALOE VERA: tiene propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes e hidratantes. Es una planta que necesita muy pocos cuidados, por lo que te recomiendo tenerla en casa para utilizarla para curar heridas, aplicarla como mascarilla una vez a la semana así como aliviar quemaduras y ampollas. 

AVENA: Los granos de avena son un buen exfoliante de la piel, con propiedades anti inflamatorias que mejoran el tono de la piel y ayudan a desaparecer enrojecimientos. Cuando se mezcla con una variedad de ingredientes, la harina de avena se convierte en un exfoliante versátil. 

MIEL: Está cargada de nutrientes de los que los que podemos beneficiarnos. También contiene las vitaminas del grupo B, el calcio, el zinc, el potasio y el hierro, entre otras. Además de esto, la miel es antibacteriana, antioxidante, anti inflamatoria y antiséptica. 

MANZANILLA: Tiene una acción vasoconstrictora y anti alergénica, esto quiere decir que es buena para la eliminación de los granitos, aparte de ser un calmante natural, antiséptico, anti inflamatorio, y un poderoso tonificador de la piel.

Exfoliantes realizados por alumnas de 5to año (2019) como trabajo práctico para la materia Introducción a la Química, en la orientación en comunicación.

Para lograr un cuidado perfecto primero hay que detectar el tipo de piel para que los productos a utilizar sean los correspondientes para cada una; estas pueden ser: seca, normal, grasa y mixta. 

La piel seca es aquella que produce menos sebo que la piel normal, como consecuencia de esto carece de los lípidos que necesita para retener humedad y formar un escudo protector frente a influencias externas. Hay diferentes grados de sequedad. Puede percibirse tirante y áspera. 

La piel normal es esa que está bien equilibrada, no es demasiado grasa ni demasiado seca. 

El término “grasa” se utiliza para describir un tipo de piel con producción acrecentada de sebo. La hiperproducción se conoce como seborrea. Este tipo de piel tiene brillo y los poros visibles. 

Por último la piel mixta es, que como su nombre lo indica, una mezcla de tipos de pieles. Los tipos de piel varían en la zona T y en las mejillas. La llamada zona T puede diferir considerablemente, desde una zona muy delgada hasta una zona extendida. 

Ahora que detectamos el tipo de piel sigamos con los pasos básicos para lograr un cuidado del cutis perfecto (limpiar, tonificar, cuidar y proteger). La rutina debe aplicarse dos veces al día, por la mañana y por la noche. La rutina específica variará en función del momento del día, las necesidades concretas de tu piel y el estado de la misma. 

El primer paso, la limpieza, consiste en eliminar la suciedad, el sudor, el sebo y el maquillaje y prepara la piel para el cuidado. La piel limpia tiene mayor capacidad de absorber los componentes activos de los productos para el cuidado. Continuamos con el tónico, que elimina cualquier residuo del limpiador, refresca la piel y restablece su pH natural. Como tercer paso tenemos a los productos para el cuidado que hidratan, humectan y restablecen las propiedades de la piel, por último y no menos importante la protección solar, es importante el uso diario de ella y más aún en aquellos días en los que tu piel queda expuesta a rayos UV nocivos, la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel. La mayoría de las cremas de día se presentan ya con un FPS de 15. 

Stand de exfoliacion facial, proyecto realizado en 2019 por alumnas de 5to año para la materia Comunicación y Culturas de Consumo.

Cabe destacar que el uso de las mascarillas caseras no deben ser diarias, sino más bien semanales o mensuales; al contrario de las rutinas de limpieza para el cuidado de tu cutis, estas deben ser comúnmente diarias y deben obtener los tres pasos antes nombrados, siempre y cuando se realicen con los productos que sean necesarios para tu tipo de piel y recomendados por un especialista, ya que cualquier contradicción puede ser nociva para tu cuerpo.